APLICACIONES / LIPÓLISIS


La técnica de la Láser Lipólisis permite tratar de forma mínimamente invasiva acúmulos grasos en zonas localizadas del cuerpo mediante la utilización de un láser que funde la grasa facilitando su eliminación a la vez que ayuda a obtener un estiramiento de la piel. El láser actúa de forma específica en las células grasas sin dañar los otros tejidos.

Esta técnica se puede aplicar en cualquier zona de la superficie corporal aunque está especialmente indicada en zonas críticas y con poco espesor graso donde la liposucción tradicional difícilmente puede producir un tensado de la zona.

El láser lipólisis ofrece y es una alternativa poco invasiva, menos traumática para los tejidos del paciente con un post-operatorio corto y con poco dolor; mínimo sangrado, mejorando el tensado de la piel.

Las personas sanas que tengan dificultad en eliminar depósitos de grasa en zonas localizadas del cuerpo son las más indicadas para este tratamiento. No está indicado para personas con sobrepeso ni mujeres embarazadas.

El paciente podrá ver el resultado de forma gradual en el transcurso de las siguientes semanas siendo totalmente apreciable al cabo de 4 – 6 semanas.

Diversos tipos de manchas rojas en la piel, como cuperosis, telangiectasias o angiomas, así como cicatrices o estrías, todas ellas lesiones de tipo vascular, se pueden resolver con notable éxito mediante láser y luz intensa pulsada (IPL). El láser actúa destruyendo específicamente los vasos dañados, logrando excelentes resultados cosméticos. El láser por su eficacia y seguridad, se ha convertido en el tratamiento de elección en todo tipo de patología vascular, incluso para el tratamiento las marcas de nacimiento de bebés y niños.

Contamos con una amplia selección de equipos láser para el tratamiento de lesiones vasculares.


Tipos de Manchas


Las manchas rojas son lesiones vasculares de la piel causadas por dilataciones de los vasos sanguíneos superficiales, y por exceso de exposición solar. Causan la sensación de sofoco con enrojecimiento (eritrodermia) y pueden evolucionar formando redes, ovillos o arañas vasculares, manchas planas con los que se conocen a la cuperosis y la rosácea.  La mayoría se localizan en cara, cuello o tronco superior.

También los vasos pueden ser asiento de pequeños tumores como cabezas de alfiler (angiomas), popularmente denominados como "puntos rubí". Otro tipo de tumores benignos, se manifiestan como "manchas" ya presentes al momento del nacimiento o pocos días después del mismo y puede desaparecer en la infancia o permanecer hasta edad adulta.


Lesiones vasculares benignas del niño


  • Angioma plano.
  • Hemangioma.
  • Mancha salmón o mancha de vino Oporto
  • El tratamiento precoz con láser de las lesiones vasculares benignas del niño, puede prevenir complicaciones como la ulceración o el sangrado y está especialmente indicado en los casos que debido a su localización cree o pueda crear un problema funcional. Además, eliminadas en el momento oportuno, se evita la permanencia de manchas en edad adulta, cuando ya son irreversibles.


    Lesiones vasculares del adulto


  • Angioma o punto rubí
  • Arañas vasculares o telangiectasias 
  • Rosácea y Rinofima
  • Cuperosis
  • Las lesiones vasculares en el adulto pueden obedecer a razones genéticas y a hábitos solares que producen un deterioro, a veces prematuro de la red vascular.

    Consulte con nuestro servicio médico el tratamiento más adecuado a tus necesidades